About me

¡Hola, soy Eugenio! Bienvenidos a mi blog: “Cáncer y Orina Terapia”.

Cáncer, qué terrible palabra, ¿no? ¿Le han diagnosticado cáncer? ¡Qué susto! Y, sin embargo, ¡te espera una gran sorpresa!

¡Estas de suerte! ¡No sabes la suerte que tienes! ¡Es lo mejor que te pudo haber pasado! ¡A mí también me ha pasado! ¡Me está pasando ahora mismo! ¡Y aquí estoy, más feliz que nunca! Nunca podría sentirme más feliz. Y bien en el proceso de autocuración.

¡El cáncer es una bendición disfrazada! ¡Una verdadera bendición disfrazada de maldición!

El desarrollo de una enfermedad representa la respuesta salvadora de nuestro organismo ante situaciones que ponen en peligro nuestra salud e incluso nuestra vida. ¡La enfermedad es una reacción salvadora!

Sí, amigo mío, el cáncer es una bendición del cielo. No hay nada que pueda hacerte mayor bien. Estabas dormido; todos lo somos en mayor o menor medida. Pero de repente, ¡bang! Despertamos.

Descubrirás por tu propia experiencia por qué tantas personas encuentran alegría y unas poderosas ganas de vivir después de ser diagnosticadas con una enfermedad “incurable” o después de haber sufrido una prueba terrible o una desgracia.

Dicen que lo que no te mata te hace fuerte! También dicen que cuando Dios te pone a prueba es porque te ama y quiere algo grande de ti!

En cuanto al cáncer, la mayoría de las personas diagnosticadas con cáncer, a menudo en pruebas de rutina, no tenían signos o síntomas evidentes de estar enfermos o solo síntomas muy leves, que de ninguna manera pueden atribuirse a una enfermedad grave como el cáncer. Por lo tanto, un diagnóstico de cáncer es siempre una gran sorpresa.

¿Cómo solemos reaccionar ante un diagnóstico de cáncer? No muy bien, me temo.

Segundos antes de darnos cuenta del diagnóstico “fatal”, estábamos o creíamos estar perfectamente bien, ¡incluso mejor que nunca! Pero de repente, gracias a una simple palabra, “cáncer”, creemos que podemos permitirnos hundirnos en la miseria: nos sentimos, creemos y sobre todo nos imaginamos enfermos, fatalmente enfermos.

Cuando nos diagnostican una enfermedad, que no presentaba el más mínimo síntoma, en realidad es más un pronóstico que un diagnóstico, es decir, información sobre lo que puede pasar en el futuro si no tomamos ninguna medida.

El “diagnóstico-pronóstico” no nos dice que tenemos que sentirnos enfermos. No nos sentíamos enfermos de ninguna manera antes del diagnóstico y no tenemos motivos para sentirnos enfermos siempre que no tengamos ningún signo de la afección diagnosticada. ¡Se puede comparar con recordar que somos mortales y que vamos a morir! ¿¡Así que lo que!?

Lo que se agradece mucho es que el “diagnóstico-pronóstico” nos advierte que puede ser que algo ande mal, o mejor dicho, que algo puede salir terriblemente mal en un futuro no muy lejano, si no hacemos nada.

Cierto, por el momento es como si nuestro cuerpo hubiera llegado a cierto estado de equilibrio con nuestro cáncer. De hecho, en muchos casos, el cáncer no se propaga durante años, o lo hace muy lentamente (como en la vejez), por lo que los médicos, en tales casos, pueden decidir dejarlo solo y optar por el llamado “activo vigilancia”.

El diagnóstico que pronuncia la medicina convencional es la mayoría de las veces absolutamente correcto y muy de agradecer, otra cosa es el tratamiento o tratamientos propuestos. Hay muchas más posibilidades de tratamiento que las que normalmente ofrece la medicina convencional, de las que tendremos amplia oportunidad de hablar largo y tendido en nuestro blog.

Now then, almost the worst news I have to give you is that cancer can be cured! Not only does conventional medicine say so, but traditional and naturopathic medicine also says so.

But we cannot stop there, we cannot limit ourselves to restoring our health (do we really know what that is?).

We need to aim for a higher level of physical and spiritual health. We can’t just aim at making our bodies function. We cannot treat our body as a machine, as a mere instrument in our service! Our body is much more than that; it is our other self. Two distinct selves or natures, combined in one and the same person, as it were. The individual’s Trinity, minus one!

You shall love your neighbor as you love yourself”. Do you really love yourself? Do you respect yourself’, or do you just focus on loving and respecting others? Can you really love, care and respect others if you don’t really love, care and respect yourself?

Your body is yourself. You cannot limit yourself to treating your body well; you have to love and respect it and above all listen to it, pay attention to it, dialogue with it. Illness is a cry from your body calling out for you to paying attention to it.

You’ll tell me. “But I’ve always treated my body perfectly well. Cancer? Why me?”

I also had thought that I was treating my body perfectly well, and that I couldn’t possibly treat it any better!

And so, when we thought we were in better shape than ever, we are diagnosed with cancer! That means that you were not as fine as you thought. But, never mind, cancer will turn out a happy encounter!

If you thought you were healthy and happy, it is because you did not know yet what health or happiness really meant. Cancer is there to illustrate you! Cancer will turn out to be a challenge, an awakening of the will to live fully and to the desire to carry out your life’s projects with passion.

Well, let’s talk a little about myself. My name is Eugenio Llorente Barrueco. I was born in Zamora on April 20, 1946. When I was 3 years old, my parents moved to Salamanca, a city where I spent my whole childhood, adolescence and youth. I am the oldest of 7 brothers and sisters.

I owe it all to my dear parents, Eugenio and Natividad who gave us a happy childhood; there could never be a better start in life!

I studied the first Degree Courses of Biology and Medicine at the Salamanca University, without ever completing my studies, always distracted by the subjects that fascinated me.

From very early on I was attracted to linguistics, very particularly the study of languages, . At some point or another I studied English, French, Italian, German and Turkish, and even Chinese, languages that I always studied in a self-taught way.

For a few years I worked as Guest Lecturer of Linguistics at the Pontifical University of Comillas in Madrid.

I hold a Master’s Degree in English Language and Literature.

Likewise, for a few years I worked for Iberia Airlines of Spain, which allowed me to travel as a famiy, always taking with us our 5 little children on authentic adventure trips.

For the last 10 years and up to 2019 I have worked as translator for the international company Conento (now Deloitte).

I currently live between Madrid and Arenas de San Pedro which is the heart of the Gredos Mountain Range.

I constantly read, study and conduct research in a variety of fields, such as Traditional Medicine, History, Linguistics, and Sociology. Very particularly I do research in the Chinese Language and Script. Chinese Language and Script!!! My Linguistic Paradise!!!

En cuanto a aficiones, desde que tengo memoria he sentido una gran pasión por la naturaleza y en especial por el montañismo. Me encanta organizar rutas de montaña para familiares y amigos, tanto a nivel nacional como internacional, que realizo con bastante frecuencia.

Adoro a mi esposa, María José, adoro a mis 9 nietos, adoro a mis hermanos y como broche de oro les confieso que adoro a mi otrora perro callejero Miky, ¡mi otro yo!